4 de enero de 2019

Algunos agricultores y ganaderos cobran subvenciones superiores al salario de los presidentes autonómicos

La Política Agrícola Común (PAC) gestiona las subvenciones que se otorgan a los agricultores y ganaderos de la Unión Europea. El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) es un Organismo Autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Secretaría General de Agricultura y Alimentación. Parte de sus datos actualmente son públicos y accesibles a través de Internet en la página del FEGA. He realizado una búsqueda de los tres agricultures/ganaderos particulares que más dinero cobraron en el año 2017 del FEGA en cada uno de los municipios que poseen parte de su territorio dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa, excepto Tresviso. 

ASTURIAS

Amieva
  • 1º, 26.106,61 euros.
  • 2º, 19.547,74 euros.
  • 3º, 18.339,67 euros.
Cabrales
  • 1º, 43.455,95 euros.
  • 2º, 30.976,16 euros.
  • 3º, 24.482,08 euros.
Cangas de Onís
  • 1º, 98.629,51 euros.
  • 2º, 34.925,01 euros.
  • 3º, 32.157,24 euros.
Onís
  • 1º, 44.702,21 euros.
  • 2º, 41.810,93 euros.
  • 3º, 39.533,45 euros.
Peñamellera Alta
  • 1º, 22.410,15 euros.
  • 2º, 19.229,78 euros.
  • 3º, 19.204,23 euros.
Peñamellera Baja
  • 1º, 30.392,40 euros.
  • 2º, 29.615,89 euros.
  • 3º, 26.265,41 euros.

LEÓN

Oseja de Sajambre
  • 1º, 14.905,08 euros.
  • 2º, 13.511,35 euros.
  • 3º, 12.519,80 euros.
Posada de Valdeón
  • 1º, 27.830,86 euros.
  • 2º, 23.286,66 euros.
  • 3º, 22.919,74 euros.

CANTABRIA

Camaleño
  • 1º, 48.853,65 euros.
  • 2º, 40.276,91 euros.
  • 3º, 40.110,57 euros.
Cillorigo de Liébana
  • 1º, 38.903,61 euros.
  • 2º, 35.163,57 euros.
  • 3º, 34.744,56 euros.

Tras realizar una búsqueda de los importes superiores a 70.368 euros (el salario bruto en el año 2017 del presidente de la Junta de Castilla y León), resultan 57 los perceptores de ayudas por encima de esa cifra en la provincia de León. Son 6 en el caso de Asturias (más de 64.985 euros) y 7 en el de Cantabria (más de 60.129 euris).

15 de septiembre de 2018

Ascensión al Pico de La Padiorna

La ascensión al Pico de La Padiorna (2.314 m) desde El Cable (1.834 m) se realiza en unas dos horas y media. Subimos por la pista hasta casi la Horcadina de Covarrobres y justo bajamos desde la última curva antes de llegar por una sendero que enlaza con la Canal de San Luis.
El primer tramo por la Canal de San Luis no tiene pérdida porque el sendero está bien marcado. En la segunda mitad debemos buscar las marcas de pintura y los jitos hasta llegar a la Colladina de las Nieves. Desde aquí se sube rápidamente hasta el Pico de La Padiorna.
Desde el Pico de La Padiorna podemos regresar por donde hemos venido, o podemos bajar a la Vega de Liordes y desde aquí a Fuente Dé, ya sea por los Tornos de Liordes o por el collado de Pedavejo.  
El regreso por el collado de Pedavejo es más largo, pero también menos peligroso. Tras cruzar la Vega de Liordes hasta el Casetón de Liordes, muy cerca del sumidero del arroyo que serpentea en la parte baja de la Vega de Liordes, comienza una subida por la Canal de Pedavejo, por un sendero muy marcado.
Tras una larga bajada desde el Collado de Pedavejo, al principio por una pedriza, llegamos a la Majada Remoña, donde tomaremos una pista forestal que nos conducirá hasta Fuente Dé.
La última parte de la ruta transcurre por un bosque.
Peña Remoña, Torre de Salinas, Pico de la Padiorna, Pico de San Carlos y Torre de Altáiz desde cerca de El Cable.

Llambrión, Torre Blanca y Madejuno, desde La Padiorna.

Torre de Hoyo Oscuro, Pico de San Carlos, Picos de Santa Ana y Peña Vieja, desde La Padiorna.

Llambrión, Torre Blanca, Madejuno, Torre de Hoyo Oscuro, Pico de San Carlos, Picos de Santa Ana, Peña Vieja y Peña Olvidada, desde La Padiorna.

Torre de Salinas, Torre del Hoyo de Liordes, Friero, Llambrión, Torre Blanca, Madejuno, Torre de Hoyo Oscuro, Pico de San Carlos, Picos de Santa Ana, Peña Vieja y Peña Olvidada, desde La Padiorna.

Torre de Salinas, Torre del Hoyo de Liordes, Friero y Vega de Liordes, desde el Pico de La Padiorna.

21 de julio de 2018

Triste centenario de la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga

El primer espacio natural protegido fue el "Yelowstone National Park", declarado mediante decreto del 1 de marzo de 1872 por el presidente estadounidense Ulysses Grant con el fin de crear un lugar "libre de explotación mercantil, dedicado a la satisfacción del pueblo". Con esa misma idea de preservar de todo tipo de explotación un espacio natural privilegiado, Pedro José Pidal, Marqués de Villaviciosa, senador vitalicio, defendió en las Cortes la nueva idea de los parques nacionales, para crear según sus palabras "Santuarios de la Naturaleza" y atesorar "los esplendores de la Naturaleza", porque en ellos se halla un "aliento de vida, potencialidad, de exuberancia, de energías". España fue uno de los primeros estados europeos en seguir esta filosofía y el 7 de diciembre de 1916 sancionó el rey Alfonso XIII la primera Ley de Parques Nacionales, materializada el 22 de julio de 1918 mediante la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga. Tras la declaración el 16 de agosto de 1918 del Parque Nacional del Valle de Ordesa, este proceso se paralizó y no se reactivó hasta el año 1954. La Ley de Parques Nacionales fue derogada por la Ley de Montes de 1957, bajo cuyo régimen se declararon nuevos Parques Nacionales.
El modelo de los espacios naturales protegidos no es el ideal, desde luego, pero si lo evaluáramos fría y científicamente, como para publicarlo en una revista científica, el resultado sería que han conseguido conservar la Naturaleza y que en muchos casos lo que hay dentro se encuentra en mejor estado que en el momento de su declaración, mientras que lo que hay fuera se ha deteriorado en distintos grados, en muchos casos de manera catastrófica. Si esa fuera la conclusión, lo que deberíamos pedir son más espacios naturales protegidos y más extensos, y si acaso, zonas de conexión entre ellos. Yo he estado en tres países lejanos: Costa Rica, Sudáfrica y Tailandia. Fuera de los Parques Nacionales todo es agricultura y ganadería, cuando no son minas o pantanos. Creo que se puede hacer un balance muy positivo del resultado obtenido con la creación de los Parques Nacionales. En muchas regiones del planeta, echando la mirada atrás unas pocas décadas, solo se conserva de natural lo que ha quedado dentro de los Parques Nacionales.
Los Parques Nacionales de esos países lejanos protegen una Naturaleza que ha llegado prácticamente virgen hasta nuestros días, y las únicas amenazas que deben regular o perseguir son las que originan el turismo y el furtivismo. El Parque Nacional de los Picos de Europa, además de esas amenazas, soporta las generadas por los usos del territorio (silvicultura, ganadería, agricultura, etc.). En estos últimos años el Oso pardo se ha ido haciendo más frecuente, provocando la alarma entre los habitantes de los pueblos, que lo habían casi olvidado, el Lobo sufre una persecución continuada y creo que podemos dar por extinto al Urogallo cantábrico, a falta de una confirmación oficial. Respecto de la ganadería, creo que es necesario un estudio histórico. En el País Vasco, después de más un siglo de literatura romántica y mucho texto imaginado por parte de etnógrafos y antropólogos, ha bastado que un historiador, Álvaro Aragón Ruano, se haya puesto a estudiar los archivos históricos para descubrir que el trasiego de ganado entre distintos concejos solo tiene 250 años de antigüedad.

3 de marzo de 2018

Recomendaciones del Parlamento Europeo para la protección del Lobo

El Parlamento Europeo en el mes de febrero de 2018 ha dado a conocer un estudio que ha solicitado para la protección de cuatro grandes carnívoros europeos con el título de Large Carnivore Management Plans of Protection: Best Practices in EU Member States. Las recomendaciones para la protección del Lobo son las siguientes:
  • La gestión letal, mediante sacrificio o/y caza, no ha demostrado ninguna eficacia para mitigar las pérdidas provocadas por los lobos, a menos que la población se reduzca a niveles que no son compatibles con el mandato de la Directiva de Hábitats.
  • La adopción de medidas preventivas y la voluntad de cambiar los hábitos pecuarios contraproducentes parecen ser cruciales para lograr la tolerancia social y la coexistencia con los lobos, incluso cuando se están llevando a cabo otras medidas de gestión, como los programas de compensación. Además, los programas de compensación deberían integrarse con medidas preventivas para ser eficientes. También está claro que se debe ayudar a los ganaderos a aplicar estas medidas correctamente, especialmente en áreas donde los lobos han estado ausentes durante un cierto período de tiempo.
  • La difusión de las mejores prácticas preventivas y el intercambio de experiencias entre los agricultores debe ser alentada por las autoridades nacionales, las instituciones y las ONG. La tolerancia social hacia los lobos se ha argumentado como un aspecto clave para la conservación de esta especie. No obstante, se han desarrollado pocas investigaciones en Europa para investigar a fondo las actitudes humanas hacia los lobos en comparación con los estudios sobre la ecología y el comportamiento de la especie. Por lo tanto, se debe implementar una investigación específica a nivel europeo para investigar las actitudes del público hacia los lobos con respecto al uso de medidas preventivas, gestión letal y programas de compensación.
  • Varios estudios han subrayado la importancia de la disponibilidad de presas silvestres para reducir los ataques de ganado. De hecho, la gran escasez de presas silvestres a menudo se ha destacado como un factor importante que puede aumentar la predación del ganado por parte del lobo. Por lo tanto, se recomienda que una cantidad significativa y diversa de grandes presas silvestres esté disponible donde los lobos estén presentes. En aquellos países donde las presas silvestres se encuentren en bajas densidades, es aconsejable un programa de reintroducción bien planificado.

14 de enero de 2018

Los buitres españoles reconocen la frontera hispanolusa y no la traspasan

La revista Biological Conservation en el volumen 219, de mazo de 2018, publicará el artículo "Invisible barriers: Differential sanitary regulations constrain vulture movements across country borders", que traducido sería "Barreras invisibles: diferentes políticas sanitarias restringen el movimiento de los buitres a través de fronteras nacionales", de Eneko Arrondo, Marcos Moleón, Ainara Cortés-Avizanda, José Jiménez, Pedro Beja, José A. Sánchez-Zapata y José A. Donázar. Su resumen traducido es el siguiente: "Es bien sabido que las fronteras políticas pueden convertirse en barreras ecológicas. Sin embargo, no es esperable que este fenómeno ocurra dentro de regiones como la Unión Europea, donde los países miembros deben atenerse a regulaciones comunes. En este trabajo constatamos como las fronteras pueden existir incluso para las grandes aves carroñeras, de especies con grandes capacidades de movimiento y en teoría más insensibles a los límites administrativos. En dicho trabajo, y gracias al seguimiento GPS de 60 individuos de buitre leonado (Gyps fulvus) y 11 de buitre negro (Aegypius monachus), se observó cómo la frontera entre España y Portugal, actúa como una barrera casi impermeable para las dos principales aves carroñeras ibéricas. Ambas especies evitan adentrarse en territorio portugués por razones que no corresponden con el uso del suelo, la topografía o la densidad de ganado a ambos lados de la frontera. Por tanto la explicación ha dicho fenómeno debe ser únicamente de tipo humano: España ha vuelto a permitir el abandono de animales muertos en el campo después de que fuese prohibido a raíz de la enfermedad de las “vacas locas”. Portugal, sin embargo, sigue manteniendo la obligatoriedad de enterrar o incinerar los cadáveres animales. En la práctica, esto se traduce en que el territorio portugués no ofrece recursos tróficos a las aves carroñeras que en consecuencia evitan, campear en aquel país. Nuestros resultados deben servir como llamada de atención para los políticos y gestores medioambientales. La flexibilidad que permiten las disposiciones de la Comisión Europea a los estados miembros puede tener impactos impredecibles sobre la biodiversidad debido a interpretaciones desiguales de una misma normativa".

16 de noviembre de 2017

Urogallo cantábrico, su caza durante el siglo XX según la hemeroteca

Varios expertos concluyeron en el año 2015 que la caza sufrida por el Urogallo cantábrico durante el siglo XX es una de las causas de su declive, como ya conté en "Urogallo cantábrico, efecto de la caza sufrida por los machos a mediados del siglo XX". En esta fotografía puede leerse: "S. A. R. Príncipe de España cazando el urogallo en compañía del Guarda de Caza Manuel Merino. Polaciones Mayo de 1962". Le agradezco a Mario González Corral su permiso para publicar aquí esta fotografía.
Las noticias sobre caza han generado y generan noticias que pueden rastrearse en la hemeroteca. En el año 1972 la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza, ya pedía la prohibición total de la caza del Urogallo cantábrico. Aún así se autorizó la caza de 37 machos de Urogallo cantábrico en Asturias, cuando se calculaba una población de 140-188 ejemplares. Le agradezco a Víctor Rodríguez su permiso para publicar aquí esta imagen.

1 de julio de 2017

Se conserva el flujo genético dentro de la principal población de Urogallo cantábrico a pesar de la fragmentación del hábitat

Alberto Fameli, María Morán-Luis, Rolando Rodríguez-Muñoz, María José Bañuelos, Mario Quevedo y Patricia Mirol han publicado en la revista European Journal of Willdlife Research en junio de 2017 el artículo "Conservation in the southern edge of Tetrao urogallus distribution: Gene flow despite fragmentation in the stronghold of the Cantabrian capercaillie", que he traducido así: "Conservación en el extremo sur de la distribución: Flujo genético a pesar de la fragmentación en el bastión del Urogallo cantábrico". Su resumen traducido al castellano queda así:  "El urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) es una subespecie en peligro de extinción del urogallo occidental, endémico del norte de España, que habita en el límite suroeste del área de distribución de la especie. Evaluar la variabilidad genética y los factores que la determinan es crucial para desarrollar una estrategia de conservación efectiva. En este trabajo se recogieron muestras no invasivas en algunas de las áreas habitadas por el urogallo cantábrico mejor conservadas. Se analizaron nueve locus de microsatélites y un marcador de sexo específico. Se incluyeron cinco zonas (Muniellos, Hermo, Leitariegos, Degaña y Alto Sil), separadas por valles con diferentes niveles de modificación de hábitat. No se encontraron evidencias de agrupamiento genético que sugieran que la fragmentación y el desarrollo en el área hayan actuado como barreras para el flujo de genes. No obstante, se encontraron diferencias significativas entre las zonas de muestreo en términos de sus frecuencias alélicas. Comparaciones por parejas mostraron diferencias entre todas las zonas de muestreo, excepto entre Degaña y Alto Sil. Estos hallazgos, junto con los resultados de las diferencias genéticas individuales, indican que el flujo de genes entre las zonas de muestreo podría estar al menos ligeramente comprometido. A pesar de ello, las zonas de muestreo parecen intercambiar ejemplares a un ritmo que impide la diferenciación genética hasta el punto de crear subpoblaciones reconocibles mediante un análisis genético. Nuestros resultados muestran que los urogallos en el área de estudio constituyen un único grupo de entrecruzamiento, que es un dato importante que ayuda a comprender mejor la dinámica de esta subespecie en peligro de extinción."

26 de abril de 2017

Osos, noticia de una cacería de hace un siglo en Saja

Víctor Rodríguez ha encontrado esta noticia del 15 de septiembre de 1922 en el periódico ABC.
Tomé esta fotografía del Cueto de La Concilla desde Collado de Sejos, Polaciones-Mancomunidad de Campoo-Cabuérniga (Cantabria) el 10 de noviembre de 2015.

3 de abril de 2017

17 de marzo de 2017

La apicultura, sus problemas y los polinizadores silvestres

Kasie Raymann, Zack Shaffer y Nancy A. Moran el 14 de marzo de 2017 en la revista PlosONE publicaron el artículo "Antibiotic exposure perturbs the gut microbiota and elevates mortality in honeybees", que podemos traducir como "la exposición a antibióticos perturba la flora intestinal y eleva la mortalidad de las abejas domésticas". Su resumen traducido queda así: "Los microbios intestinales juegan un papel crucial en la salud animal, y los cambios en la estructura de la comunidad microbiana del intestino pueden tener impactos perjudiciales en los huéspedes. Estudios en animales y humanos sugieren que los tratamientos antibióticos perturban enormemente la comunidad intestinal nativa, facilitando así la proliferación de patógenos. De hecho, las infecciones persistentes después del tratamiento antibiótico son un problema médico importante. En la apicultura, los antibióticos se utilizan con frecuencia para prevenir las infecciones bacterianas de las larvas de las abejas, pero su impacto en la disbiosis (desequilibrio en los microbios intestinales) inducida por los antibióticos en las abejas y en la susceptibilidad a la enfermedad no ha sido completamente dilucidado. Aquí, evaluamos los efectos de la exposición a los antibióticos en el tamaño y la composición de las comunidades de abejas domésticas. Se monitorizó la supervivencia de las abejas después del tratamiento con antibióticos para determinar si la disbiosis de la flora intestinal afecta a la salud de la abeja, y se realizaron experimentos para determinar si la exposición a los antibióticos aumenta la susceptibilidad a la infección por patógenos oportunistas. Nuestros resultados muestran que el tratamiento con antibióticos puede tener efectos persistentes tanto en el tamaño como en la composición del microbioma del intestino de la abeja. La exposición a antibióticos produjo una disminución de la supervivencia, tanto en la colmena como en experimentos de laboratorio en los que las abejas fueron expuestas a patógenos bacterianos oportunistas. En conjunto, estos resultados sugieren que la disbiosis resultante de la exposición a los antibióticos afecta a la salud de las abejas, en parte debido a que inducen una mayor susceptibilidad a patógenos oportunistas ubicuos. No sólo nuestros resultados ponen de relieve la importancia del microbioma intestinal en la salud de las abejas domésticas, sino que también proporcionan información sobre cómo el tratamiento con antibióticos afecta a las comunidades microbianas y a la salud del huésped". En la fotografía, una abeja doméstica (Apis mellifera) el 3 de abril de 2008.
Según los autores de dicho artículo, "existe una creciente evidencia de la importancia de los microbios intestinales en la salud animal. A diferencia de la mayoría del resto de insectos, las abejas poseen una importante comunidad microbiana, que se adquiere a través del contacto social, y varios resultados han sugerido que estos microbios juegan un papel importante en la salud de las abejas. Los antibióticos, que pueden perturbar gravemente las comunidades microbianas intestinales, se utilizan comúnmente en la apicultura en varios países. Sin embargo, se desconoce cómo el tratamiento con antibióticos afecta a las comunidades microbianas intestinales de las abejas. En este estudio se evaluaron los efectos del tratamiento con antibióticos sobre el tamaño y la composición del microbioma del intestino y sobre la salud de las abejas domésticas. Se encontró que la exposición a los antibióticos altera significativamente la estructura de la comunidad microbiana del intestino de las abejas y conduce a una disminución de la supervivencia de las abejas en la colmena, probablemente debido al aumento de la susceptibilidad a la infección por patógenos oportunistas".
En la Naturaleza existen polinizadores silvestres como los abejorros (Bombus spp.), las abejas silvestres, las mariposas, otros animales invertebrados y numerosas especies de vertebrados. Las abejas domésticas no solo son innecesarias en los ecosistemas, sino que suponen un riesgo para las especies silvestres. El 20 de febrero de 2014 en la revista Nature los autores M. A. Fürst, D. P. McMahon, J. L. Osborne, R. J. Paxton y M. J. F. Brown publicaron el artículo "Disease associations between honeybees and bumblebees as a threat to wild pollinators". En dicho artículo se concluye que "Las enfermedades infecciosas emergentes suponen un riesgo para el bienestar humano, tanto directa como indirectamente, al afectar al ganado y a la fauna, que proporcionan valiosos recursos y servicios a los ecosistemas, como la polinización de los cultivos. Las abejas domésticas sufren de una variedad de patógenos emergentes y exóticos de alto impacto, y el mantenimiento de sus colmenas requiere de una gestión activa por parte de los apicultores para controlarlos. Polinizadores silvestres como los abejorros están en declive global, en parte por los patógenos introducidos por la apicultura, como son el virus del ala deformada y el parásito exótico Nosema ceranae". En la fotografía superior, una abeja silvestre libando en una flor de Catananche caerulea el 3 de junio de 2016.
Vídeo de esa misma abeja silvestre.
Vídeo de unos abejorros libando en una flor de Cirsium eriophorum.

13 de marzo de 2017

Anthyllis vulneraria subsp. alpestris

Anthyllis vulneraria subsp. alpestris vive en rellanos de crestones, claros forestales y pastos. La fotografié un 22 de junio.

28 de febrero de 2017

Cambio climático: Dos mundos, un solo planeta

Este vídeo pude verlo en la exposición "Cambio climático: Dos mundos, un solo planeta" que permaneció en el Palacete del Embarcadero de Santander entre los días 8 y 26 de febrero de 2017, obra de mi amigo Ángel González Presa y Estela Quirós Martínez.

14 de febrero de 2017

Anthoxanthum odoratum

Anthoxanthum odoratum es común en prados de siega y también es frecuente en pastos frescos y claros forestales.

12 de febrero de 2017

Antennaria dioica

Antennaria dioica vive en pastos pedregosos sobre terreno ácido y cervunales. Tomé esta fotografía en Peña Gustal, municipio de Camaleño (Cantabria) el 2 de agosto de 2012. En la web Anthos (www.anthos.es) se incluyen las siguientes citas:
  • Cantabria, Canto la Concha, UN6386, 2.020 m.
  • Cantabria, Alto de Fuente Dé, UN57, 1.850 m.
  • Cantabria, Áliva o montañas de los alrededores, Camaleño, UN58.
  • Asturias, collado de Camburero, UN5385, 2.120 m.
  • Asturias, cuesta de Cebolleda, UN3886, 2.100 m.
  • León, Las Colladinas, UN4882, 2.190 m.

10 de febrero de 2017

Angelica sylvestris

Angelica sylvestris vive en alisedas, bosques mixtos, orillas de ríos, cunetas con suelo fresco y profundo, megaforbios al pie de cantiles calizos, etc, siempre en ambiente húmedo.

31 de enero de 2017

Anemone pavoniana

[Anemone+pavoniana+blog.jpg]
Anemone pavoniana es común en los paredones calcáreos umbríos. Es endémica de la Cordillera Cantábrica, Montes Vascos y de los Pirineos occidentales.

30 de enero de 2017

Anemone nemorosa

Anemone nemorosa vive sobre suelos frescos y sombreados de robledales, hayedos y sus matorrales de sustitución.

24 de enero de 2017

Androsace vitaliana subsp. flosjugorum

Androsace vitaliana subsp. flosjugorum es endémica de cumbres con suelo crioturbado e inestable, de suelos pedregosos y de gleras a una altitud de entre 1.900 y 2.400 metros de la Cordillera Cantábrica y los Montes de León. En la web Anthos (www.anthos.es) se recogen las siguientes citas:
  • Asturias, Las Moñas, UN5586, 1.925 m.
  • Asturias, collado de Camburero, UN58, 2.000 m.
  • Cantabria, Grajal de Arriba, UN58, 2.250 m.
  • León, UN48.

19 de enero de 2017

Androsace villosa

Androsace villosa es común sobre suelos calizos crioturbados de los Picos de Europa.

18 de enero de 2017

Anarrhinum bellidifolium

Anarrhinum bellidifolium que vive sobre suelos silíceos, en rellanos y taludes con poca tierra, en ambientes abrigados.

16 de enero de 2017

Anagallis tenella

Anagallis tenella vive en turberas y prados muy húmedos. En el "Catálogo florístico del Parque Nacional Picos de Europa" incluyeron citas de León Asturias y Cantabria.

15 de enero de 2017

Anagallis arvensis

Anagallis arvensis es una planta ruderal y arvense, común en huertas, campos de cultivo, taludes, cunetas y otros terrenos removidos. Hice esta fotografía un 3 de junio.

14 de enero de 2017

Anacamptis pyramidalis

Anacamptis pyramidalis es una orquídea que vive en zonas de pastos, matorrales y claros forestales en ambiente de quejigar y encinar. En Anthos (www.anthos.es) se incluyen citas de Cantabria, Peñarrubia, UN69 y de cerca de Panes, UN79, 65 m.

13 de enero de 2017

Amelanchier ovalis

El guillomo (Amelanchier ovalis) es escasa en roquedos y terrenos pedregosos calcáreos, buscando exposiciones soleadas, generalmente en el ambiente del encinar y carrascal. En Anthos (www.anthos.es) se incluyen las siguientes citas:
  • Asturias, Cabrales, Jou Lluengu, UN5286, 1.930 m.
  • Asturias, Cabrales, puente Poncebos, UN59.
  • León, UN48.

12 de enero de 2017

Alnus glutinosa

El aliso (Alnus glutinosa) forma las alisedas, el bosque propio de las riberas de los ríos y arroyos.

11 de enero de 2017

Allium victorialis

Allium victorialis es raro en herbazales de repisas y grietas montanas húmedas. En la web Anthos (www.anthos.es) están incluidas las siguientes citas:
  • Asturias, Vega de Carrazoso, UN5484, 1600 m.
  • Asturias, Picos de Cornión, UN48.
  • Cantabria, Puerto de Salvoron. Espinama, UN57.
  • León. Fuente De, hacia Posada de Valdeón, UN48.
  • León, Vegabaño, UN38.

10 de enero de 2017

Allium ursinum subsp. ursinum

Allium ursinum subsp. ursinum florece de marzo a junio, antes de que les salgan las hojas a los árboles de los hayedos, robledales, alisedas y otra vegetación de ribera de barrancos y bordes de arroyo donde vive. Según el Catálogo florístico del Parque Nacional Picos de Europa, se conoce de las localidades leonesas de Capozo y Soto de Sajambre, de las asturianas de Covadonga, Poncebos y Bulnes, y de la cántabra del canal de Urdón.

9 de enero de 2017

Allium sphaerocephalon

Allium sphaerocephalon es escasa en rellanos pedregosos, crestas, taludes y claros de matorral sobre sustrato calizo. Tomé esta fotografía un 21 de julio.